domingo, 9 de octubre de 2011

Cómo mejorar un equipo de trabajo y lograr los objetivos de la empresa

En la actualidad, el trabajo en equipo hace que las empresas tenganmejores resultados. Pero no es sencillo formar grupos sólidos ycomprometidos con los objetivos de la empresa

1 Definición de objetivos

El primer paso en la formación de equipos es definir un objetivo. Es necesario fijar una meta y a partir de ella construir los pasos necesarios. Toda acción que se detalle en el plan debe tener como horizonte el principal objetivo de la empresa y por eso debe ser escrita con suma claridad y sencillez. La idea es que todos los colaboradores deberían entender el mensaje.

El plan debe ser muy específico. En principio, es importante describir qué se espera de cada colaborador. Considere sus capacidades, tiempo en la empresa y planes personales para ajustar un objetivo a su medida. También se deben establecer fechas y tiempos fijos. Este cronograma lo ayudará a ir midiendo sus avances en el tiempo y también a acelerar el trabajo.

Es importante recordar que las metas deben ser concisas, medibles, realizables, realistas y con un plazo definido (en inglés se conoce como S.M.A.R.T.: specific, measurables, achievable, realistic y time). Esto le permitirá asegurar que el plan de trabajo e intervención sea válido y realista.

2 Formación de un buen clima laboral

Un clima de trabajo agradable está estrictamente relacionado con una buena comunicación entre los miembros de la empresa. Por ello, debe crear situaciones y dinámicas de trabajo donde haya ‘feedback’ entre los colaboradores y los jefes. Hay talleres y prácticas que ayudan con esto, pero se puede empezar por algo muy básico como establecer una comunicación bidireccional entre todos los miembros de la empresa. El resultado de esto es el fortalecimiento de las opiniones de los integrantes de la compañía.

La decisión en ese momento de incorporar a los profesionales idóneos en los equipos es muy importante. El análisis de las competencias, capacidades y destrezas de cada uno de ellos es vital para asegurar que el equipo represente una fortaleza y se enriquezca mutuamente.

El compromiso con la empresa y con los objetivos que se han establecido también se convierten en un tema clave. Este compromiso debe ser diseñado por los jefes y luego mejorado por los colaboradores. Esto creará un compromiso personal en cada uno de los integrantes y participantes de las diferentes área de la empresa.

3 Medición y evaluación

El proceso de medición se convierte en un paso necesario para generar un análisis de lo que pasó. Si los pasos anteriores han sido sistemáticamente desarrollados no habrá mayores sorpresas y por el contrario tendrá equipos bien formados. En este paso, es necesario que se desarrolle la evaluación de los objetivos y de cada uno de los procesos que se realizaron. Por ejemplo: cómo se dio la comunicación dentro de un mismo grupo, cómo se manejaron los conflictos, cuál fue el enfoque de resultados que se manejó, cuáles fueron los logros personales de los integrantes y cuáles fueron los nuevos retos que se plantearon.

Finalmente, podemos observar que el proceso que se desarrolle en los equipos de trabajo puede ser muy diverso, pero si se logra una sinergia en el equipo podemos considerar que es un logro tanto para este grupo como para la empresa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada